Cuando se trata de sopesar las características de distintos tipos de pavimento cerámico, el gres extrusionado o extruido es uno de los materiales que destaca con claridad por su reconocida robustez. Sus cualidades han permitido que sea considerado desde hace muchos años como una de las soluciones idóneas cuando se busca pavimento exterior antideslizante y antihielo, además de ofrecer una elevada resistencia al tránsito.

En efecto, estamos ante una elección ideal cuando se desea pavimentar una superficie al aire libre de forma resistente, como puede suceder en patios, jardines o piscinas. La explicación la encontramos en el proceso de fabricación que le da nombre, que le permite alcanzar unas prestaciones sin igual. En este sentido, cabe resaltar que el comportamiento ante las heladas es una de las características más importantes a tener en cuenta para un pavimento exterior duradero, y el gres extrusionado triunfa en este campo gracias a su bajísimo coeficiente de absorción de humedad. De igual manera, su carácter antideslizante es destacable en estado tanto seco como mojado.

Esta suma de ventajas permite que su instalación sea aconsejable también en otros contextos muy diferentes, como pueden ser entornos industriales o interiores de instalaciones en las que los suelos estén habitualmente expuestos al agua. Cabe mencionar este tipo de gres se lo conoce también en ocaisones con los nombres de gres rústico o klinker, en especial en algunas de sus aplicaciones.

En cualquier caso, merece la pena tener en cuenta que si bien estos suelos destacan principalmente por sus propiedades técnicas, no están faltos de posibilidades para un encaje interesante desde el punto de vista estético, tal y como queda particularmente patente en la gama de productos que comercializamos en Cerámicas Santa Cruz.

Hoy el gres extrusionado se produce tanto en modelos de apariencia clásica –incluyendo piezas complementarias para decoración de ambientes– como en otros que responden a las tendencias más actuales, con acabados mate y atractivas tonalidades sólidas. Además, el profundo catálogo de piezas especiales disponibles facilita que se pueda apostar por estos suelos en cualquier entorno y disfrutar del ajuste más minucioso a los requisitos específicos que presenten las instalaciones.