A todos nos gusta disfrutar de un cuarto de baño atractivo, modernp y acogedor, en el que nos podamos encontrar tan a gusto como es deseable a la hora de cuidar de nuestra higiene y estética cada día. Por eso cada vez más personas apuestan por invertir en la instalación de elementos como un plato de ducha a medida a un precio tan interesante como el que nosotros ofrecemos. Pero por supuesto, una reforma del aseo es una obra exigente, un paso que no se da a la ligera. ¿Cómo puedes determinar si ha llegado el momento de darle un nuevo aire a esta estancia? Te ofrecemos algunas claves.

Tienes una bañera en la que no te bañas

Si hablábamos del plato de ducha es porque sin duda se ha convertido en la modificación más popular entre los propietarios de viviendas. Cada vez se percibe más la bañera como un elemento poco práctico, frente a un plato de ducha que resulta más cómodo, higiénico y seguro para el uso que hacemos en casi todas las ocasiones.

Ya no se ve limpio ni después de limpiar

Todo material tiene una vida útil y acumula un desgaste. Si después de frotar los sanitarios, de limpiar cuidadosamente la grifería o de repasar con paciencia las juntas del alicatado sigues sin encontrar que el baño brille como antes, puede ser que tu antigua instalación ya esté pidiendo un relevo. No hablemos ya del momento en el que empiezan a sucederse pequeñas averías o anomalías, la señal más evidente de declive.

Tu baño te encaja en una película de época

Puede ser a priori la razón más obvia, porque el interiorismo sigue una evolución inevitable y siempre se envidia lo nuevo, pero a veces llega un momento en el que tu baño deja de resultarte ‘convencional’ y pasa a parecerte más bien antiguo.

Te encuentras incómodo

No solo el desfase estético o el declive de los distintos componentes puede ser un motivo para intervenir en el baño. Una mala planificación original puede hacer que el uso del baño te resulte incómodo: por ejemplo, cuando no encuentras dónde colocar tus cosas o cuando los elementos están muy próximos entre sí y te obligan a salir de la ducha haciendo piruetas. Es algo que merece la pena corregir con una distribución optimizada que haga un uso eficiente del espacio.

Por supuesto, a la hora de acometer cualquier remodelación en el baño es importante asegurarse de hacerlo con materiales que estén a la altura de las circunstancias por estética y calidades. Puedes confiar para ello en el catálogo de Cerámicas Santa Cruz, donde encontrarás no solo lo mejor en pavimentos y revestimientos, sino también una cuidada selección de sanitarios, grifería y mobiliario de baño: todo lo que necesitas para ponerlo a tu gusto y de plena actualidad.