Anteriormente ya habíamos hablado sobre los azulejos rectificados, y sobre cómo se han hecho un hueco durante los últimos años como uno de los materiales más destacados a la hora de alicatar cocinas y baños. Hoy queremos ahondar aún más en este material, y en toda la información que debes conocer y tener en cuenta si quieres apostar por el azulejo rectificado para tu hogar.

Principales características de los azulejos rectificados

Este tipo de baldosas, normalmente porcelánicas, se caracterizan por tener el canto cortado recto, formando un ángulo de 90º, perdiendo así el borde curvo que tienen normalmente los azulejos más tradicionales.

En cuanto a las texturas y colores, el material ofrece un extenso abanico de posibilidades. Puedes encontrarte desde azulejos rectificados lisos en distintos colores, hasta baldosas rectificadas con relieve en distintas formas.

Las tendencias apuntan a colores claros abrillantados para los revestimientos de las cocinas, mientras que se apuesta por colores más oscuros o que se salen de los neutros habituales para el alicatado de los baños. Sin embargo, la variedad es muy amplia en lo que se refiere a acabados, colores y tamaños, por lo que seguro que encuentras lo que necesitas.

Usos de los azulejos rectificados

Más allá de cocinas y baños, los azulejos rectificados tienen diferentes usos. Se utilizan también a menudo en salones abiertos, en hoteles, restaurantes, e incluso en fachadas. El efecto visual que producen hace desaparecer las juntas, y el resultado es especialmente atractivo para multitud de superficies. Además, muchos son los que se decantan por este material con el fin de imitar al mármol.

Aunque su instalación es más complicada que la de los azulejos tradicionales, merece la pena utilizar las baldosas rectificadas porcelánicas. Son de alta calidad, tienen una gran durabilidad, y su limpieza y mantenimiento es muy sencillo.

En Cerámicas Santa Cruz apostamos por este tipo de baldosas como una excelente elección para las paredes del baño o la cocina, debido a todas las ventajas que aportan.