El baño es una de las estancias que más riesgo tienen de toda la casa para las personas mayores. Cuando hay personas de edad avanzada en el hogar, sobre todo cuando tienen problemas de movilidad, es cuando llega el momento de hacer cambios o, incluso, reformas, con el fin de reducir el peligro de la estancia. Como especialistas en baños y el cambio de plato de ducha a medida a precio asequible, podemos ayudarte a adaptar el baño de tu casa a personas de la tercera edad.

Poner un suelo antideslizante

Es muy importante que el suelo del baño sea antideslizante para evitar resbalones y posibles caídas. Materiales como el microcemento o la resina pueden ser la solución. También hay suelos de cerámica que son antideslizantes y muy fáciles de mantener.

Además, otro factor que puede ayudar es eliminar el uso de alfombras y aquellos desniveles que puedan ser un obstáculo y entorpecer la movilidad de las personas de la tercera edad.

Baño y lavabo

Es recomendable utilizar grifos de palanca en el lavabo para un uso más sencillo, ya que los grifos giratorios pueden presentar dificultades para aquellas personas que pierden la fuerza en las manos con la edad.

Por otro lado, para una mayor seguridad en la estancia y comodidad para la persona, lo ideal es colocar barras de apoyo tanto en el lavabo como en el baño.

Colocar un alzador en el váter también es una buena opción para evitar sobrecargar las rodillas y las caderas, así como para estas personas puedan sentarse y levantarse más fácilmente.

Colocar un plato de ducha

Si el baño cuenta con una bañera, lo mejor es cambiarla para poner un plato de ducha en su lugar, ya que será mucho mejor para que la persona pueda moverse con facilidad. Para que esté correctamente adaptado, el plato de ducha debe contar con asideros o pasamanos, con una silla o asiento de ducha, y con alfombrillas antideslizantes para evitar caídas y resbalones.

En Encimeras Cruz tenemos todos los elementos para ayudar a que tu baño esté adaptado al uso de personas de la tercera edad.